El poder de la música

Beethoven dijo una vez: "La música puede cambiar el mundo". Yo sé que es cierto porque lo he visto con mis propios ojos. Da igual que seas niño o adulto, o que hables noruego o nepalí; la música une a las personas.

Inicios

Desde adolescente me llamó mucho la atención la música mezclada, y en Acapulco a finales de los años 70's escuchaba una estación de radio (Stereorey) y los fines de semana por la noche pasaban un programa llamado "Discotheque Stereorey" que transmitía sets de mezclas con los éxitos Disco de la época.

Secundaria

A finales de los años 70's empecé a ir a las "tardeadas" en las discos de moda como Plus 1, Le Dome, OUI. Recuerdo la primera vez que entré a una discotheque,  la canción que se escuchaba era "Heaven Must Have Sent You" de Bonnie Pointer, que repitieron como 10 veces y fue en el Plus 1. 

Preparatoria

A principios de los años 80's se estrenó un canal de paga, MTV, lo mejor que le pudo pasar a la música, desafortunadamente ya no es lo que era. Entre los compañeros de la prepa presumíamos los cassettes con sesiones de mezclas de las discotheques de Acapulco.

Fiesta chavos, fiesta

En la época de la prepa, teníamos un amigo (todavía) que se empezó a aficionar a ser DJ (muy buen DJ) y organizábamos fiestas los sábados, principalmente en su casa, y la convocatoria empezaba con un "fiesta chavos, fiesta".
Así, con un amigo que era DJ, disfruté una de las mejores épocas en cuanto a música se refiere y recuerdo que llegué a pensar: algún día mezclaré canciones para escucharlas en el auto, al salir a correr, y ¿por qué no?... tocar en fiestas.